Estamos tomando todas las precauciones para garantizar la seguridad y el bienestar de nuestras familias hospedadas, el personal, los voluntarios y los donantes en Terry's House durante esta época del nuevo coronavirus (COVID-19). Con vigencia inmediata, nuestra política para visitas/voluntarios ha cambiado. Solo los cuidadores directos de la persona hospitalizada pueden acceder a Terry's House. Además, el programa Organice una Comida ha sido suspendido.

Aquellos que deseen hacer una donación monetaria o pagar la entrega de comidas para nuestras familias hospedadas, pueden llamar al personal de recepción al (559) 459-7200 para recibir ayuda. Recomedamos donaciones de comestibles. Consulte la lista de alimentos que necesitamos (inglés). Si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto con el personal de recepción de Terry's House al (559) 459-7200. Para obtener más información sobre el coronavirus, haga clic aquí.

 

¿Dónde está Terry's House?

Terry's House está ubicada al frente de Community Regional Medical Center. Es nuestro "hogar lejos del hogar" para familias de pacientes en cuidados intensivos. Terry's House es un lugar donde las familias pueden comer, dormir y recargar energías, lo que les ayuda a mantenerse fuertes para su ser querido en el hospital.
 

¿Quién se hospeda en Terry's House?

Cuando un enfermo grave o un paciente lesionado llega a Community Regional, su familia suele estar muy cerca. Esos miembros de la familia a menudo deben estar fuera de casa por un tiempo prolongado, lo que hace que la estadía en un hotel sea difícil y costosa. Ahí es cuando entra en juego Terry's House. Terry's House ofrece un entorno seguro, compasivo y confiable donde las familias pueden estar cerca de sus seres queridos mientras se recuperan en Community Regional.
 

Características de Terry's House

La casa de 17,000 pies cuadrados y dos pisos cuenta con 20 habitaciones privadas, áreas comunitarias y comodidades para que los huéspedes se sientan como en casa.

Durante los últimos nueve años, Terry's House ha eliminado la preocupación de tener un lugar donde quedarse para que las familias puedan concentrarse en apoyar la recuperación de sus seres queridos.