Al iniciar su proceso de pérdida de peso, sabemos que debe tener preguntas. Aquí encontrará algunas respuestas a las preguntas más comunes.
 

Preguntas frecuentes sobre la pérdida de peso

Su médico determinará si la cirugía es la opción indicada para usted y explicará todos los riesgos para que pueda tomar una decisión informada.
 

La cirugía para perder peso es un concepto amplio que hace referencia a varios procedimientos diseñados para ayudar a aquellas personas que padecen obesidad clínica.

La obesidad clínica ocurre cuando la persona tiene un sobrepeso de al menos 100 libras y un índice de masa corporal (IMC) de más de 40.

Algunos de los riesgos de salud para aquellas personas que padecen obesidad clínica son diabetes, afección cardíaca, hipertensión, trastornos respiratorios, derrame cerebral y depresión.

La cirugía no es la opción indicada para todos y la cirugía para perder peso no es la excepción. Solo su médico puede determinar si es un buen candidato para este tipo de cirugía.

Los resultados varían, pero la mayoría de las personas pierden al menos el 50 % del exceso de peso corporal y algunos pierden entre un 70 % y un 80 %. La pérdida de peso drástica es normal durante los primeros 12 meses después de la cirugía y luego va disminuyendo gradualmente.

La cirugía para perder peso tiene muchos beneficios. Alcanzar un peso saludable puede reducir o eliminar completamente la mayoría de los problemas de salud relacionados con la obesidad.

Otros beneficios de la cirugía para perder peso son las mejoras en la movilidad, la autoestima y la autoconfianza. También se ha descubierto que la cirugía para perder peso puede ayudar a reducir la sensación de depresión y ansiedad.

Al igual que cualquier otro procedimiento, existen riesgos asociados con la cirugía. Los riesgos dependen de su salud general y de la preexistencia de problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular o respiratorio.

Siempre que sea posible, usamos técnicas mínimamente invasivas. Esto implica tiempos de recuperación más cortos y menos dolor para nuestros pacientes. De hecho, la mayoría de los pacientes están de pie poco tiempo después de la cirugía y son dados de alta al día siguiente.

Como el cuerpo se somete a un cambio tan rápido, no es raro que sufra efectos secundarios asociados con la pérdida drástica de peso.

Algunos efectos secundarios de la cirugía para perder peso son estreñimiento, diarrea, náuseas, mala absorción de nutrientes, debilitamiento o pérdida del cabello, bajos niveles de azúcar en la sangre o intolerancia a la lactosa posquirúrgica.

Su médico y equipo de enfermería le explicarán todos estos efectos secundarios al momento del alta. La mayoría de los pacientes puede minimizar estos efectos secundarios al seguir todas las instrucciones preoperatorias y posoperatorias.

La mayoría de las principales compañías de seguros pagan la totalidad o una parte de la cirugía si demuestra una necesidad documentada para el procedimiento.

Lo acompañamos en cada paso del proceso. Clovis Community Weight-Loss Surgery Center es un destino de servicio completo para los pacientes que buscan soluciones para la obesidad y las enfermedades relacionadas con la obesidad, con la dirección de nuestro cirujano certificado y un equipo de enfermería especialmente capacitado para guiarlo en su proceso de pérdida de peso.