La cirugía bariátrica, también conocida como cirugía para perder peso, es una descripción amplia de una variedad de procedimientos diseñados para ayudar a los pacientes con obesidad mórbida a perder peso para recuperar su salud, mejorar su apariencia y autoestima.

Por lo general, los pacientes con al menos 100 libras de sobrepeso y un índice de masa corporal (IMC) de más de 40 son considerados obesos mórbidos.

Muchas enfermedades que ponen en riesgo la vida, también conocidas como comorbilidades, están asociadas con la obesidad. Las enfermedades más destacadas incluyen:

  • Diabetes tipo 2 
  • Afección cardíaca
  • Hipertensión
  • Colesterol alto
  • Apnea del sueño

Generalmente, las personas con un alto índice de masa corporal son candidatas para una cirugía bariátrica. Puede ser candidato para la cirugía si:

  • Su IMC es de 35 o más y le han diagnosticado otra enfermedad que pone en riesgo la vida como diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol alto o apnea del sueño.

  • Su IMC es mayor a 40 y no tiene otra enfermedad diagnosticada

Si tiene preguntas sobre si es candidato o no, puede llamar a nuestra oficina al (559) 433-6010. 

La respuesta es "depende".

La mayoría de las compañías de seguro pagarán la totalidad o parte de la cirugía si muestra una necesidad documentada para el procedimiento. Nuestro personal de asistencia con gusto trabajará con usted y su compañía de seguro a lo largo del proceso de aprobación.

La mayoría de los seguros requieren que la cirugía se realice en un programa acreditado. Fresno Heart & Surgical Hospital está acreditado de acuerdo con el Programa de Mejora de Calidad y Acreditación en Cirugía Bariátrica y Metabólica (MBSAQIP).

Nuestro programa ofrece opciones quirúrgicas y endoscópicas (no quirúrgicas).  Las opciones quirúrgicas incluyen:

Nuestras opciones endoscópicas incluyen:

Si bien conocemos el balón gástrico, nuestro programa no realiza ese procedimiento específico. Recomendamos a los pacientes interesados en el balón que consideren la plicatura gástrica endoluminal, ya que es una opción que ha demostrado ser más segura y efectiva para nuestros pacientes.

Nuestro equipo también ofrece diversas cirugías de revisión para los pacientes, según sea necesario.

Cada paciente es diferente y los resultados variarán. Generalmente, los pacientes perderán al menos el 50 % de su peso en exceso después del procedimiento, algunos pacientes pueden perder el 70-80 %.

La pérdida de peso drástica es normal durante los primeros 12 meses después de la cirugía, y gradualmente va disminuyendo.

Alcanzar un peso saludable puede reducir o eliminar completamente las enfermedades asociadas con la obesidad. La cirugía bariátrica también puede aumentar la autoestima, mejorar el aspecto general y otorgar a los pacientes nuevas habilidades para llevar adelante su vida diaria.

Al igual que cualquier otro procedimiento, existen riesgos asociados con la cirugía. Sin embargo, el índice de mortalidad es menor al uno por ciento y es considerada más segura que un parto o la extracción de la vesícula.

Su cirujano le hablará sobre posibles riesgos adicionales con anticipación, según su historia clínica específica.

Nuestros cirujanos utilizan técnicas mínimamente invasivas o laparoscópicas siempre que sea posible. Esto implica tiempos de recuperación más cortos y menos dolor para nuestros pacientes. La mayoría de nuestros pacientes ya están de pie a la tarde del día de la cirugía y son dados de alta en uno o dos días.