Qué esperar después de una cirugía bariátrica

Someterse a una cirugía bariátrica pueden producir cambios importantes en su vida, como la pérdida rápida de peso y un cuerpo más saludable y delgado. Después de una cirugía para perder peso, muchos de nuestros pacientes se sienten mejor y pueden reducir (o eliminar completamente) los efectos secundarios de las enfermedades relacionadas con la obesidad. 

Sin embargo, el verdadero trabajo de nuestros pacientes comienza después de que finaliza la cirugía, y ofrecemos guías personalizadas para que cada paciente siga adelante. También ofrecemos información y asesoramiento antes, durante y después de su cirugía y trabajamos con cada paciente para asegurarnos de que esté preparado para los cambios que se aproximan.
 

Ir a casa después de la cirugía

Cada paciente es diferente y la recuperación variará según la persona, pero un paciente típico puede irse a su casa dentro de las 24-36 horas después de su procedimiento. En algunos casos, podemos pedirles a los pacientes que se queden durante más tiempo para continuar monitoreando su progreso más de cerca. Si se debe quedar, cada una de las habitaciones de pacientes tienen lugar para que un miembro de su familia pase la noche.
 

Su rutina diaria después de la cirugía

​La vida después de la cirugía variará según la persona y el éxito realmente depende de cuán bien siga el programa de cuidado recomendado después de la cirugía. Muchos aspectos de su rutina diaria pueden variar, pero a continuación le mostramos algunos de los casos más habituales y respuestas a preguntas que nos hacen normalmente. Para obtener más información sobre otros aspectos de su rutina diaria que no se detallen a continuación, llame a nuestra oficina y hable con alguno de nuestros contactos para pacientes nuevos al (559) 433-6010
 

Alcohol
Después de algunos procedimientos bariátricos, el alcohol se transfiere al flujo de sangre a una velocidad mucho más rápida que lo normal. La absorción más rápida del alcohol hace que los niveles de alcohol suban a una velocidad mucho más rápida que en una persona que no se ha sometido a un bypass gástrico u otro procedimiento bariátrico.

Por lo general nuestro programa recomienda que los pacientes no consuman ninguna cantidad de alcohol. Sin embargo, si un paciente desea continuar bebiendo alcohol, nuestras recomendaciones son:
 

  1. Consumir con moderación (un vaso o copa) y beber a una velocidad más lenta que antes del procedimiento

  2. No consumir alcohol antes de conducir u operar un vehículo motorizado

  3. No consumir alcohol con medicamentos recetados


Cigarrillo

En general, el cigarrillo tiene múltiples efectos negativos para la salud, como un mayor riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales y cáncer de pulmón. Nuestro programa recomienda que un paciente que fuma debería pensar en abandonar el hábito al momento de someterse a la cirugía bariátrica.
 

Con respecto a la cirugía, el uso de tabaco reducirá el flujo a los vasos pequeños de todo el cuerpo. Se cree que fumar cerca del momento de la cirugía puede aumentar el riesgo de filtraciones que pueden ser una complicación que pone en riesgo la vida de algunas opciones quirúrgicas.

Nuestro equipo está dispuesto a responder preguntas sobre otros riesgos de consumir alcohol o fumar con relación a una cirugía bariátrica. A los pacientes que fuman o beben les recomendamos esforzarse para abandonar esos hábitos antes de someterse a la cirugía.

Después de su procedimiento, su dieta cambiará por completo. La mayoría de los pacientes deberán seguir una dieta de líquidos claros y bajo contenido de azúcar durante los primeros siete días posteriores a la operación. Los alimentos sólidos se irán incorporando lentamente en su dieta.

Se proporcionará un plan integral de nutrición y una guía para cada paciente y se ajustarán de acuerdo a las necesidades de salud generales de esa persona.

Por lo general, los pacientes pueden operar un vehículo motorizado después de los cinco días de salir del hospital. Sin embargo, algunos pacientes tienen distintas respuestas a su operación.

Nuestro equipo recomienda que el paciente conduzca solo si puede girar el volante y pisar los frenos en una situación de emergencia. Si no puede, recomendamos que el paciente no intente conducir hasta que no sea seguro hacerlo.

En general, los pacientes pueden ducharse con agua y jabón una vez que se hayan quitado los vendajes, aproximadamente 48 horas después de la cirugía.

Los pacientes no deben sumergir completamente sus incisiones en una bañera o piscina hasta al menos tres semanas después de su procedimiento.

Generalmente, los pacientes que trabajan en una oficina pueden volver a trabajar dentro de los 10-14 días después de salir del hospital. En caso de pacientes que tengan trabajos con exigencia física, nuestro equipo brindará asesoramiento y limitaciones en cuanto a levantar peso, según corresponda.