Muchas intervenciones diagnósticas y terapéuticas se pueden realizar por vía endoscópica. La posibilidad de combinar el diagnóstico y la terapia en un solo procedimiento le da a la endoscopia una ventaja significativa sobre los procedimientos que solo proporcionan imágenes (es decir, estudios de contraste por rayos X, tomografía computarizada, resonancia magnética).
 

Procedimientos endoscópicos más frecuentes

Ofrecemos varios procedimientos endoscópicos en nuestro Centro de Atención Ambulatoria en Clovis Community Medical Center. Estos son algunos de los que realizamos con mayor frecuencia:
 

La colonoscopía proporciona una vista del revestimiento interior del intestino grueso (colon) mediante un colonoscopio, un tubo flexible de fibra óptica. Este procedimiento proporciona una vista del intestino grueso. También se puede realizar una biopsia para evaluar el tejido. Una colonoscopía puede realizarse para evaluar hemorroides, sangrado rectal, pólipos, determinar la extensión de la enfermedad inflamatoria intestinal y también ayuda a diagnosticar el cáncer de colon.

La colonoscopía de detección se recomienda para pacientes con alto riesgo de cáncer de colon y para todas las personas de 50 años en adelante. Para pacientes sin factores de riesgo y con una colonoscopía inicial normal, este procedimiento debe realizarse cada 10 años.
 

La esofagogastroduodenoscopía (EGD) proporciona una vista desde la boca hasta el comienzo del intestino delgado. Este procedimiento generalmente se realiza en pacientes que tienen dificultad para tragar o que pueden tener úlceras, acidez estomacal, hemorragia digestiva en el tracto superior (gastrointestinal) o para encontrar la causa del dolor abdominal. También se utiliza para investigar tumores o anomalías en el tracto gastrointestinal superior.
 

La broncoscopía es un procedimiento de diagnóstico que proporciona una vista del árbol traqueobronquial (bronquios) o vías respiratorias grandes de los pulmones. Este procedimiento generalmente se realiza a modo de exploración luego de radiografías de tórax anormales, o para realizar una biopsia o recolectar secreciones bronquiales o pulmonares y ayudar a diagnosticar y evaluar problemas en las vías respiratorias superiores.
 

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) examina el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares. Puede identificar y eliminar cálculos, diagnosticar tumores en los conductos o identificar un estrechamiento de los conductos.


Si desea que su procedimiento se realice en Clovis Community, pregúntele a su médico sobre la programación de su procedimiento en nuestro centro de endoscopia.

 

Para obtener más información, llame al:

(559) 324-4014