Los técnicos certificados que componen nuestro equipo de neurodiagnóstico en el Bob Smittcamp Family Neuroscience Institute utilizan equipos tecnológicos de avanzada para medir la actividad eléctrica dentro de su cerebro y sistema nervioso. Estas mediciones son revisadas por su neurólogo y los resultados se comparten con su médico de atención primaria o con su médico remitente.

 

Procedimientos de neurodiagnóstico 

  

La electromiografía (EMG) evalúa la salud de los músculos y los nervios (neuronas motoras) que los controlan. Cuando mueve un músculo, las neuronas motoras transmiten señales eléctricas que hacen que el músculo se contraiga.

Una EMG traduce esas señales en gráficos, sonidos y valores numéricos que pueden ser interpretados por un especialista para ayudar a su médico a diagnosticar su afección. Los resultados de su EMG podrían ayudar a diagnosticar o descartar afecciones como distrofia muscular, síndrome del túnel carpiano, hernias de disco o esclerosis.

Su médico puede pedir una EMG si usted tiene:

  • Hormigueo

  • Entumecimiento

  • Debilidad muscular

  • Dolor muscular o calambres

El electroencefalograma (EEG) puede detectar problemas en la actividad eléctrica del cerebro.

Las células del cerebro se comunican usando impulsos eléctricos. Un EEG registra la actividad eléctrica de su cerebro a través de electrodos conectados al cuero cabelludo. Los cambios en la actividad normal del cerebro sirven para diagnosticar afecciones del cerebro, tales como:

  • Epilepsia

  • Pérdida de conciencia o demencia

  • Trastornos del sueño (narcolepsia)

  • Problemas del sistema nervioso

  • Problemas de salud mental

El consultorio de su médico puede programar su cita llamando al (559) 459-3960.