Nuestro equipo de ortopedia trabaja con los pacientes y sus familias para que los pacientes recuperen la función y se recuperen rápidamente. Esto es lo que los pacientes deben esperar antes, durante y después de la cirugía:
 

Antes de la cirugía

Recomendamos asistir al Seminario formativo de reemplazo total de articulaciones antes de la cirugía. Permite a los pacientes comprender bien lo que implica la cirugía. Este programa de información prepara al paciente para lo que debe esperar en el hospital, para lo que se espera del paciente, para saber a quién se debe contactar, para saber qué se debe hacer y qué no y para conocer las necesidades de rehabilitación luego del alta. Se recomienda a la familia o al cuidador designado que asista al seminario con el paciente para que todos los que participen del cuidado reciban la información.
 
Opciones de seminarios en Clovis Community Medical Center 
 
Opciones de seminarios en Community Regional Medical Center 
 

Pre-admission visit

Una vez que el médico del paciente programa la cirugía, se invita al paciente al hospital para que realice una visita detallada previa a la admisión. Esa visita también puede hacerse por teléfono. Es útil hacer una lista de los medicamentos que toma actualmente y llevarla. La visita también puede incluir una radiografía de tórax, un electrocardiograma (EKG), análisis de sangre y análisis de orina. También es posible que los pacientes deban completar formularios del seguro, brindar el nombre y la dirección de su contacto de emergencia y recibir información sobre sus derechos para una directiva anticipada, es decir, indicaciones escritas por el paciente en cuanto al cuidado médico en caso de que no pueda tomar decisiones de atención médica.
 
Siga las instrucciones del equipo de atención médica en cuanto a:
  • La medicación que está tomando actualmente. Incluya los medicamentos sin receta, los medicamentos recetados, los remedios naturales y los suplementos dietarios.
  • Consultar al médico a qué hora se debe tomar la insulina o los medicamentos para el corazón el día antes y la mañana de la cirugía
  • Todo cambio que haya que hacer en la dieta
  • Los ejercicios que debe comenzar a hacer, continuar haciendo o dejar de hacer 

Nota sobre el cigarrillo: La nicotina puede hacer que el proceso de recuperación sea lento. Por lo tanto, si fuma, deje de hacerlo. Si ya ha dejado de fumar, no comience a fumar de nuevo. Además, los pacientes deben hablar con sus médicos antes de usar reemplazos de nicotina, como parches o goma de mascar.
 

La noche antes de la cirugía los pacientes deben:

  • Dejar de comer y beber antes de la medianoche para mantener el estómago vacío. Esto ayudará a reducir las náuseas y los vómitos.
  • Lavarse la cadera o rodilla con un jabón especial la noche antes y la mañana de la cirugía. Esto ayudará a reducir el riesgo de que se introduzcan bacterias comunes de la piel en el lugar de la incisión. 

 

Preparing for discharge

Antes de ir al hospital para someterse a la cirugía, es importante tener un plan para el regreso al hogar. Cuanto más preparado esté el paciente con anticipación, más fácil será darle el alta. Los cirujanos no les darán el alta a los pacientes hasta que su afección médica esté estable. Los pacientes son evaluados a diario por el equipo de ortopedia para que el alta sea segura. Los pacientes deben demostrar que pueden caminar de manera segura y usar escaleras (si corresponde). Si un paciente no puede caminar de manera segura cuando le dan el alta, su fisioterapeuta y trabajador social trabajarán a su lado para encontrar servicios de rehabilitación y determinar si necesita algún equipo especial.
 

Antes de la cirugía:

  • Retire las alfombras u otros objetos que haya en el piso
  • Deje a su alcance los artículos que usa con frecuencia
  • Ubique mejor las cosas para evitar tener que estirarse o agacharse para alcanzarlas
  • Evalúe el área para sentarse y la posibilidad de manejar un andador ortopédico o muletas
  • Tenga cuidado con las mascotas que puedan saltar
  • Determine quién estará a cargo de trasladarlo a su hogar
  • Vaya al supermercado y organice las comidas 


Día de la cirugía

El día de la cirugía vaya al hospital a la hora que le indicó el cirujano. Sería bueno que vaya acompañado de otra persona que escuche las indicaciones y tome nota en su lugar. Informe cualquier cambio que haya habido desde su última visita. Por ejemplo, señales de infección o raspones, cortes o escaras. Se le notificarán sus derechos para directiva anticipada, es decir, indicaciones escritas por usted en cuanto al cuidado médico en caso de que no pueda tomar decisiones.  Si tiene un poder legal de atención médica o un testamento en vida, debe traer una copia. 
 
Al llegar al hospital, los pacientes deben registrarse en la recepción. Son dirigidos a una habitación prequirúrgica. Una enfermera ayuda al paciente a prepararse para la cirugía y le hace preguntas de último momento. Luego, el anestesiólogo le habla del tipo de anestesia que usará. Se coloca un catéter intravenoso para administrarle al paciente los medicamentos y líquidos necesarios. Es posible que el paciente también comience a recibir anestesia a través de ese catéter. Durante la cirugía, se utilizan otros cables o tubos que monitorean las funciones del cuerpo, quitan el exceso de líquido y ayudan al paciente a respirar. Se lava la zona de la cadera y la rodilla con un jabón que elimina los gérmenes. El cirujano comienza cuando termina el proceso de esterilización.
 
El día de la cirugía debe llevar:
  • Gafas, dentadura postiza o audífonos, si usa
  • Andador ortopédico, si se lo indican
  • Calzado con suela antideslizante y talón cerrado
  • Bata hasta las rodillas
  • Ropa que sea fácil de ponerse y cómoda para usar en casa
  • Todo lo que le piden que traiga en la visita previa a la admisión 


Después de la cirugía

Cuando un paciente se despierta de la cirugía, puede sentirse mareado por la anestesia y la mayoría de los tubos y monitores aún están conectados. Medias neumáticas masajean las piernas del paciente y ayudan a prevenir coágulos y a aumentar la circulación de la sangre. El personal de enfermería estará atento para asegurarse de que el paciente esté cómodo. Si siente dolor, dígaselo de inmediato a la enfermera y pida la medicación analgésica. Siempre es más fácil prevenir y controlar el dolor con anticipación que hacerlo cuando ya está presente. Cuando el paciente está estable y responde por completo a los estímulos, deja el área de recuperación y pasa a la unidad de ortopedia para continuar con la siguiente fase de recuperación.